Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Ruta por la historia de Málaga a través de su arquitectura: lugares que no debes perderte

Buscar

Blog


Ruta por la historia de Málaga a través de su arquitectura: lugares que no debes perderte

Desde hace siglos, Málaga cuenta su historia desde edificios y construcciones singulares que reflejan el paso del tiempo y la evolución de la ciudad

Málaga es una ciudad milenaria, con una historia rica y llena de influencias de las diferentes civilizaciones que han pasado por ella. Este fenómeno se deja ver en sus construcciones y monumentos más icónicos. Te proponemos una ruta por la ciudad en la que podrás disfrutar de todas estas obras arquitectónicas.

El Teatro Romano, la huella de la Málaga romana

Teatro Romano Málaga

 

Una de las construcciones más emblemáticas y antiguas de la ciudad es el Teatro Romano. Construido en el siglo I d.C. El teatro permaneció oculto hasta 1951. Las excavaciones arqueológicas posteriores sacaron a la luz el escenario, que hoy ha sido recuperado y es visible para todos los viandantes.

En la actualidad se celebran algunos espectáculos en él de forma puntual. Otro hecho curioso sobre el teatro es que algunas de las columnas, sillares y piedras que lo conforman se usaron para construir la Alcazaba de Málaga, que resplandece a sus espaldas.

 

La Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro, herencia de Al-Andalus

Justo detrás del Teatro Romano  se encuentra la Alcazaba de Málaga, un palacio fortaleza que se constituye como una de las construcciones más representativas y visitadas de la ciudad.

Gibralfaro MálagaSe construyó en época musulmana, entre los años 1057 y 1063. Durante la llegada de las sucesivas dinastías y pueblos árabes a Málaga, este castillo se ha ido moldeando para cumplir su función defensiva y militar, pero sin olvidar la belleza y majestuosidad propios de un palacio árabe. En su interior cuenta con jardines y estanques, grandes patios y crujías adornadas con motivos propios de la cultura de sus constructores y habitantes originales.

Otra de las edificaciones más simbólicas de Málaga es el Castillo de Gibralfaro. Fue construido a mediados del siglo XIV por Yusuf I. Este rey nazarí decidió levantar esta fortaleza sobre un faro que se asentaba donde hoy descansa el castillo, que llegaron a usar hasta fenicios y romanos, de ahí su nombre.

La construcción defensiva fue adoptada por los Reyes Católicos como su residencia temporal tras la conquista castellana del Reino de Granada.

En la parte superior del castillo se encuentra el Centro de Interpretación, puedes  conocer la historia de esta construcción en profundidad, la torre Mayor y el pozo fenicio. En la parte inferior encontrarás la torre Blanca, donde podrás observar un aljibe y los almacenes y dependencias que usaron las tropas castellanas hace cientos de años.

Arquitectura eclesial

El 19 de agosto de 1487 hacían su entrada en Málaga los Reyes Católicos. La ciudad comenzó a reconvertirse asumiendo su nuevo rol cristiano. En ese momento comienzan a construirse las primeras iglesias en la capital.

Iglesia de Los Mártires MálagaLa primera y más antigua es la iglesia de Santiago. Levantada sobre el solar de una antigua mezquita, es de estilo gótico isabelino, estilo este último que puede apreciarse en su torre. El barroco irrumpió en él a comienzos del siglo XVIII. Esta iglesia actuó como catedral hasta la construcción de la actual.

En segundo lugar se encuentra  la iglesia de San Juan Bautista, edificada según los principios del Gótico isabelino, con elementos mudéjares. Actualmente destaca en ella el estilo Barroco.

Por otro lado, la iglesia de los Santos Mártires fue construida con una donación testamentaria de la Reina Isabel la Católica. Se trata de un templo de estilo gótico-mudéjar que se creó para acoger a parte de la feligresía del centro de la ciudad.

Por último, está la iglesia de Santa María, conocida como iglesia del Sagrario, una parroquia anexa a la Catedral de Santa María de la Encarnación. Tiene una portada gótica. Se dice que fue abierta en la base del alminar de la vieja mezquita.

Puedes saber más sobre la historia de las iglesias de Málaga, aquí.

Del Renacimiento al Barroco: la catedral de Nuestra Señora de la Encarnación

Catedral de Málaga

 

La  Catedral  Nuestra Señora de la Encarnación empezó a construirse alrededor de 1530, aunque sus obras finalizaron acabando ya el siglo XVIII. Situada sobre los restos de una  mezquita almohade, posee  la curiosa particularidad de tener inacabada su torre sur.

Situada enfrente de la plaza del Obispo, el templo es considerado una de las joyas renacentistas más valiosas de Andalucía, aunque su trazado original fuera gótico.

Tiene un coro de sillería con 42 tallas, obra de Pedro de Mena en su mayoría. También destacan los dos órganos, con más de 4000 tubos.

 

La ilustración malagueña

Museo de Málaga

 

La población de Málaga comenzó a ubicarse en el siglo XVIII  en barrios de las afueras de la ciudad, como el Perchel, la Trinidad, Capuchinos y la Victoria. Es el momento del nacimiento del paseo de la Alameda Principal o del resurgimiento del puerto de Málaga para la exportación de vinos.

De esta época es también el Palacio de la Aduana, actual sede del Museo de Málaga; el edificio del Archivo Municipal, la Sociedad Económica de Amigos del País, o algunos de los edificios que se pueden ver en la Alameda Principal, que luce recién renovada manteniendo sus edificios históricos, como es el caso de la sede de la subdelegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga.

 

El siglo XIX: el resurgir de una ciudad

La Calle Marqués de Larios es con seguridad la más famosa y representativa de Málaga, así como una de las más representativas de la arquitectura de esta época. Inaugurada el 27 de agosto de 1891, une la Alameda Principal y la Plaza de la Constitución y supone un conjunto de gran valor arquitectónico.

Calle Larios MálagaEl arquitecto planteó los edificios de esta calle emblemática de una manera que en aquella época fue rompedora. Hablamos de las terminaciones redondeadas de los edificios, inspiradas en la escuela de Chicago -ejemplo de nuevo urbanismo en la época-. Estas formas permitían una mayor ventilación de la calle, llegando hasta ella la brisa marina.

Del siglo XIX también son las diferentes chimeneas industriales que salpican Málaga,fruto de la reactivación económica que experimenta la ciudad y que la hace situarse en los primeros puestos de España en cuanto a actividades manufactureras se refiere. Es el caso de las ferrerías de Manuel Agustín Heredia, la industria textil de los Larios o las fábricas de otras familias malagueñas como los Loring, Huelin, Crooke y Gross entre otros.

 

También son de este periodo el Hospital Noble, el Teatro Cervantes o el Cementerio Inglés de Málaga, el primer cementerio protestante de la España peninsular.

El siglo XX en la capital

Ayuntamiento de MálagaEl siglo XX trajo a Málaga edificios tan emblemáticos como los de Félix Sáenz, el edificio de la Autoridad Portuaria, la sede del actual Ayuntamiento, el inmueble del Banco de España, el Palacio Miramar o el edificio de Tabacalera.