Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información

La Desembocadura del Guadalhorce: una ruta en plena naturaleza

Buscar

Blog


La Desembocadura del Guadalhorce: una ruta en plena naturaleza

Málaga ofrece al visitante la posibilidad de disfrutar de la naturaleza, el senderismo, el avistamiento de aves o los paseos entre flora autóctona sin salir de la cuidad. En la parte oeste, tras pasar la zona de Sacaba y antes de llegar al barrio de Guadalmar, se encuentra el Paraje Natural Desembocadura del Guadalhorce.

Este río, que nace en la sierra de Villanueva del Trabuco y atraviesa diversos pueblos de la provincia, es uno de los más importantes de Andalucía y el más caudaloso de la provincia de Málaga. Por estas y otras muchas razones, el río Guadalhorce es un espacio protegido

En su desembocadura, situada justo entre Málaga y Torremolinos, ofrece una experiencia única para el visitante por su rica fauna y flora.

La visita puede realizarse siguiendo los dos senderos señalizados Río Viejo y Laguna Grande. A través de ellos se puede acceder a cinco observatorios desde los que ver las aves que hacen parada en este paraje, bien para alimentarse o para el descanso. Es el caso del estornino negro, el pato colorado y el halcón peregrino, entre otros muchos.

A lo largo de estos dos senderos, el visitante encontrará distintos observatorios en los que detenerse a verlas aves marinas y la rica avifauna de la zona. Prismáticos, silencio y paciencia son los ingredientes necesarios para que la visita a este paraje natural sea única.

El sendero “Del Río Viejo” tiene 1,6 kilómetros de recorrido y es de dificultad baja, pasa por los observatorios de Laguna de la Casilla y Río Viejo para terminar en el observatorio de Aves Marinas.

Por su parte, el sendero “Laguna Grande” cuenta con una longitud de 1,7 kilómetros y baja dificultad y se pueden admirar desde él las aves en los observatorios de Laguna Grande y Laguna Escondida.

El Paraje Natural Desembocadura del Guadalhorcese encuentra localizado dentro de una isla de 122 hectáreas, actualmente delimitada por los dos brazos del río Guadalhorce en su tramo final.

¿Te animas a preparar una visita próximamente?