Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información

Rutas arqueológicas

Buscar

Rutas arqueológicas

Alcazaba de Málaga

La historia de Málaga hunde sus raíces en diversas civilizaciones y culturas que han dejado una huella imborrable y un legado de enorme valor.

Con cerca de 3.000 años de historia, la ciudad atesora vestigios de fenicios, romanos y árabes.

Esta ruta permiten acercarse a la historia a través de un recorrido por los principales restos arqueológicos de cada una de estas civilizaciones.

 

Málaga fenicia

Malaka

Entre los siglos VIII-III a.C se funda la ciudad fenicia sobre los terrenos elevados de la Alcazaba, Catedral y San Agustín.

Los principales restos arqueológicos hallados de la antigua Malaka fenicia y púnica son el santuario de la calle Cister que data del siglo VII a.C., la muralla defensiva (siglo VI a.C) y una tumba, construida con grandes sillares de arenisca y que apareció con el ajuar completo, en la zona de El Ejido, del siglo VI a.C.).

 

Málaga romana

Teatro Rmano

El Imperio Romano se asentó en Málaga en torno a los siglos III a.C y  VII d.C.

El principal monumento de la época que ha llegado a nuestros días es el Teatro Romano, del siglo I d.C.

Junto a él, bajo la calle Alcazabilla, se encuentran los restos de una factoría de garum, del período tardorromano (s. III-V), visitables desde los sótanos del Museo Picasso. Y también bajo el rectorado de la Universidad de Málaga podemos apreciar otros restos de una factoría de salazones.

Al igual que el Museo Picasso, los sótanos del Museo Carmen Thyssen albergan restos arqueológicos. En este caso, se trata de una villa romana del siglo I a. de C.

 

Málaga musulmana

Alcazaba

La Málaga musulmana ha dejado un importante legado especialmente relacionado con su sistema de fortificaciones. De todos estos restos y monumentos, la Alcazaba es el de mayor relevancia.
La Alcazaba es un palacio fortificado fundado en el siglo XI, ubicado en la ciudad alta y donde se concentraba el poder administrativo y político-militar de la época.

En el actual Mercado de Atarazanas se localizaron, fuera de la medina, las antiguas Atarazanas, y su puerta principal es un fiel testimonio del reino nazarí (siglo XIV).

La presencia en la ciudad de las edificaciones de la Málaga musulmana es constante. Así podemos comprobarlo por ejemplo en los múltiples restos hallados de la muralla, que aún hoy delimitaría el centro histórico de la ciudad.

 

Ira a web de Rutas Arqueológicas de Málaga