Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Festividad de Santa María de la Victoria

Buscar
Festividad de Santa María de la Victoria

Festividad de Santa María de la Victoria

Cada 8 de septiembre, Málaga se viste de fiesta para celebrar a su Patrona, Santa María de la Victoria. Se trata de una jornada que mezcla historia, fervor religioso y tradiciones. Esta fiesta local ofrece a los visitantes una oportunidad única para sumergirse en la cultura y devoción malagueña.

La historia arraigada entre los malagueños y la Virgen de la Victoria se remonta a épocas lejanas. En 1867, fue proclamada patrona principal de Málaga por el Papa Pío IX, consolidando aún más este vínculo histórico. Esta celebración, marcada por la solemnidad y el fervor, es una ocasión perfecta para los turistas que desean experimentar la autenticidad de las tradiciones locales.

El día comienza con una misa especial, presidida por el obispo de la diócesis, donde las instituciones y autoridades se unen en una ceremonia conmovedora en la Catedral. La Virgen de la Victoria preside este acto religioso, acompañada por interpretaciones musicales típicas de la región, como las malagueñas, ofrecidas por grupos locales.

La tarde da paso a una de las partes más emotivas: la procesión de retorno al barrio de la Victoria. La Virgen, transportada en su trono, recorre las calles principales del centro histórico, escoltada por hermandades, autoridades y una multitud de devotos. Este recorrido es una oportunidad para los turistas de experimentar la ferviente devoción popular que envuelve a la Virgen en un ambiente lleno de emoción y tradición.

El regreso al barrio marca el cierre de esta festividad, permitiendo a los visitantes sumergirse en la autenticidad del fervor popular, mientras acompañan a la procesión hasta el encierro, culminando la jornada en una atmósfera de celebración y tradición malagueña. Esta experiencia única ofrece a los turistas una ventana al corazón espiritual y cultural de Málaga.