Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información

Feria de Málaga

Buscar
Feria de Málaga

Feria de Málaga

Feria

Las fiestas de verano de la ciudad tienen su origen en la conmemoración de la incorporación de Málaga a la Corona de Castilla por los Reyes Católicos, que entraron en la ciudad el día 19 de agosto de 1487. En 1491, coincidiendo con las celebraciones litúrgicas del Cabildo Catedral, el Cabildo Municipal estableció el inicio de las fiestas populares. Es al llegar el año 1887 cuando, en la conmemoración del IV Centenario de la entrada de los Reyes Católicos en Málaga, vuelven a resurgir en todo su esplendor. La Feria de Agosto de Málaga ha llegado a nuestros días como la Gran Fiesta del Verano, con un sentido abierto, cosmopolita e internacional, que refleja el carácter de la capital de la primera zona turística de Europa: la ciudad de Málaga como centro neurálgico de la Costa del Sol y su área metropolitanas.

Conozca sus eventos más importantes, como la inauguración de la feria, que se acompaña de un espectáculo de fuegos artificiales; la Romería en donde caballistas, carruajes y malagueños acompañan al abanderado de la feria hasta el Santuario de la Victoria; la Feria del Centro en la que podrá degustar vinos y tapas acompañados de música en las calles históricas de Málaga; el Real de la Feria, en el que casetas, actuaciones en directo, y atracciones de feria se reúnen en un recinto preparado para el disfrute del visitante; y si necesita una guía para la Feria de Málaga, puede ver nuestras propuestas para un día en la Feria, o consultar el programa completo de las fiestas.

Inauguración oficial:

Antes de la medianoche, normalmente el viernes anterior al 19 de agosto, miles de malagueños y visitantes se congregan en las playas de la Malagueta para escuchar el pregón de la Feria, que cada año es ofrecido por algún personaje que haya destacado por su vinculación con Málaga, que es el encargado de inaugurar los festejos. A las doce en punto comienza un gran espectáculo de fuegos de artificio, luz y sonido. El cielo de Málaga se llena entonces de un estallido de luces multicolores y una combinación de alegría, fuego y color. Empiezan de este modo nueve días de intensa fiesta para todos los malagueños.

Romería al Santuario de la Victoria:

El primer sábado de feria, a las diez de la mañana, el Paseo Central del Parque, frente al Ayuntamiento, congrega a gran cantidad de peregrinos, caballistas, carretas y enganches engalanados para presenciar la salida de la romería urbana al Real Santuario de Santa María de la Victoria, patrona de la ciudad. En las escalinatas de la Casa Consitorial el alcalde entrgará la bandera de la ciudad, la 'verde y morá', al abanderado. Elegido por la asociación del Centro Histórico, el abanderado suele ser alguien que haya destacado durante el año por su trayectoria personal o profesional o por su trascendencia pública. Él será el encargado de llevar la bandera hasta las plantas de la patrona de Málaga, a la que se le dedica una ofrenda floral y una misa solemne. Una vez terminado el acto religioso, los romeros vuelven al centro de la ciudad, ya de lleno en fiestas.

Feria del Centro: 

Durante los días de Feria, pasado el mediodía, el Centro Histórico de Málaga invita a la alegría y a la fiesta. Toda la parte antigua de la ciudad, con la calle Larios como centro neurálgico, acapara la atención de malagueños y visitantes. Los malagueños gustan de celebrar sus fiestas en el mismo lugar en el que habitualmente se desarrolla la vida de la ciudad, el ajetreo, el trabajo diario. En los bares, cafeterías y casetas dispuestas al efecto se puede disfrutar y saborear los generosos vinos de la tierra, así como degustar la gran variedad de tapas preparadas para acompañarlos. 

Y es que en estas fechas es un deleite especial degustar nuestro vino de Málaga, un vino ligado históricamente a las artes. Su singularidad y su noble ascendencia lo han hecho objeto de numerosas referencias literarias. Menciones escritas de los vinos producidos en el benigno clima malagueño existen desde el tiempo de los romanos, si bien es a partir de la presencia musulmana cuando el vino resulta ser la inspiración literaria de numerosos autores. En el siglo XVIII llegaron a ser los caldos preferidos de la corte de Rusia, hasta el punto que estaban exentos de pagar impuestos. Nuestros vinos son blancos: vinos de color amarillo, pálidos de aroma varietal, elegantes y nítidos, de sabor afrutado, frescos con tonos ácidos; tintos: vinos con cuerpo, bien estructurados, en los que predominan los sabores y aromas minerales y del terruño y dulces: es muy variada la gama de estos vinos dulces.

Miles de personas ocupan al completo las calles y plazas del Centro Histórico y entre copas, toman nuevos bríos para más tarde asistir a la corrida de toros que se celebra en el coso de la Malagueta. La Feria Taurina de Málaga es una de las más importantes de España y una cita obligada para los aficionados. La alegría, colorido y vistosidad son características inherentes a nuestra Feria, en la que imágenes de gran tipismo se suceden en cada calle del Centro Histórico de la ciudad. El visitante, que se sentirá un malagueño más, sin duda quedará prendado de la belleza de nuestra Feria.

El Real de la Feria:

La Feria de Málaga es la única de España que se vive en dos recintos diferenciados, el Centro Histórico y el Real del Cortijo de Torres. Al caer la noche del primer sábado de feria, tras una intensa jornada, el alcalde de la ciudad aaciona el interruptor que pondrá en funcionamiento la iluminación que alumbrará durante nueve noches el Real de la Feria malagueña, dándose así por inaugurado el Recinto Ferial. Poco después, todos los paseos, casetas y atracciones se llenan de público bullicioso, dispuestos a disfrutar de la fiesta desde el primer momento.

Uno de los elementos diferenciadores de la Feria de Málaga con respecto a otras, es el hecho de que en todas las casetas la entrada es libre y gratuita, pudiéndose disfrutar de todo tipo de músicas y ambientes (flamenco, malagueñas, verdiales, sevillanas, orquestas, música joven...). Primeras figuras del panorama nacional se dan cita tanto en el Auditorio Municipal como en la Caseta de la Juventud. La Feria, como cada año , tendrá su Reina, elegida entre las mujeres más bellas de la ciudad.

La animación va en aumento, entre copas de vino, risas y baile a lo largo de la noche, y sólo comienza a decaer cuando las primeras luces del amanecer anuncian un nuevo día y el traslado de las fiestas del Real al Centro Histórico de la ciudad. En cualquier caso, la elección es muy personal: también durante el día hay actividades en el Real, como el paseo de caballos y enganches. 

Con un número próximo a las 240 casetas, se prepara el Real de la Feria para recibir a malagueños y visitantes. Dispone también de un sector de carricoches y atracciones típicas de feria, así como una gran zona de aparcamiento para más de 15.000 vehículos y por supuesto, de todos los servicios sanitarios y asistenciales necesarios en un recinto con una superficie próxima a los quinientos mil metros cuadrados que diariamente recibe la visita de cientos de miles de personas.

UN DÍA INOLVIDABLE

La ciudad en Feria se nos presenta repleta de posibilidades. Sin rumbo o con él podemos disfrutarla desde las primeras horas del día hasta bien entrada la madrugada.

Aquí le ofrecemos una singladura, una entre tantas de las varias que Málaga ofrece durante todo el año, y con mayores argumentos, durante nuestra Feria de Agosto.

9:00 h.
Es hora de salir. Frescos/as a la calle.

Podemos acercarnos hasta el mar, pasear por nuestras Playas de Málaga, a esta hora son una delicia.

10:30 h.
La Feria del Centro aún no ha comenzado. Aprovechemos el tiempo.

El Jardín Botánico-Histórico de La Concepción es una excelente opción: se quedará maravillado. Si antes ha paseado por el Parque verá similitudes.

También puede optar por quedarse en la ciudad: pasear por sus calles y visitar alguna exposición o alguno de los museos que conforman nuestra Ciudad de Museos: Museo Casa Natal Pablo Ruiz Picasso, Museo Picasso de Málaga, CAC Málaga, Museo Catedralicio, MIMMA, etc..

12:00 h.
Es el momento de prepararse para la Feria

Si va con niños o conserva aún algo de niño/a, pásese por la Feria Mágica en C/ Alcazabilla, un espacio especialmente pensado para ellos. Se divertirán seguro.

13:00 h.
El folclore entra en escena. Se sorprenderá si se acerca al Festival de Verdiales o al escenario de folclore popular malagueño, ambos en la calle Marqués de Larios.

Diferentes grupos musicales de pop-rock ofrecerán conciertos de 13 a 18 horas en las plazas de la Constitución, Merced, Mitjana, Flores, del Obispo y San Pedro.

14:00 h.
Llega la hora de sumergirse en el corazón de la Fiesta.

En la Feria del Centro, Centro Histórico, se desarrollan diversos escenarios para los verdiales y la música de Feria. El entorno invita a la diversión. Baile, tapeo y risas, en una epicúrea trilogía que podemos iniciar cuantas veces podamos aguantar. A partir de las 14 horas en la Peña Juan Breva tendrán lugar actuaciones de grupos flamencos.

17:00 h.
Es un delito poner límite a la fiesta. Las cinco de la tarde es una hora como cualquier otra para tomar un descanso. Una, internacionalmente envidiada, siesta del sur es el mejor de los remedios para afrontar lo que nos queda, que no es poco.

19:30 h.
A la calle de nuevo. La Feria Taurina nos espera. Cualquier día es bueno para disfrutar de este espectáculo. Si tuvo la oportunidad de visitar la Casa Natal o el Museo Picasso por la mañana, habrán quedado en su retina imágenes como las que ahora vive en directo.

21:30 h.
Con el murmullo del final de la fiesta taurina puede ir acercándose, de nuevo, a nuestro Centro Histórico. La fiesta del centro ha terminado.

22:00 h.
Hasta 9 espectáculos ecuestres tendrán lugar en el Real, dentro del Centro de Exhibición Ecuestre. Para los que pasen el día en Cortijo de Torres hay otro pase a las 16:00 horas.

23:00 h.
Y la Feria toma cuerpo en su plenitud. El Real de la Feria es un estallido de color, de luz, de música y de alegría, la FIESTA con mayúsculas. Ya desde la mañana hay actividad en ella. A la hora que llegamos debemos conocerla paseando por sus calles y entrando en sus casetas. Para los más pequeños y no tan pequeños hay una amplia zona de atracciones mecánicas y en el recinto de casetas una febril actividad. Las distintas casetas municipales le harán pasar unos buenos momentos: Caseta Infantil, Caseta de Verdiales, Caseta del Flamenco y la Copla, Caseta de la Juventud y el Auditorio Municipal.

La hora final la pone usted. Ya sabe que el día puede volver a comenzar a las 9:00 h. Buena hora para los churros con chocolate. O quizás, haya pensado que es mejor acabar como empezó y ver cómo amanece un nuevo “día inolvidable” cerca de nuestro mar Mediterráneo.