Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información

Carnaval

Buscar
Carnaval

Carnaval

Teatro Cervantes - Carnavales

El Carnaval, una fiesta eminentemente popular que precede al tiempo de Cuaresma, se hace singular en Málaga por su carácter multicultural, colorista y espontáneo, con celebraciones tanto en el Centro Histórico como en el resto de los barrios de la ciudad, que acogen durante el invierno cálido de Málaga cientos de actividades lúdicas. El Carnaval tuvo siempre un gran arraigo en Málaga aunque acabó desapareciendo en 1935 debido a las difíciles circunstancias socio-políticas de la época. Tras la dictadura, la fiesta volvió a celebrarse con renovado vigor.

La fiesta, impulsada por la Fundación Ciudadana del Carnaval, se inicia en Málaga con encuentros de grupos de cantos, murgas, comparsas, cuartetos y coros en el Teatro Cervantes en un concurso en el que se dan cita agrupaciones venidas desde los distintos puntos de la provincia así como de otros lugares de Andalucía. El concurso oficial de agrupaciones, prólogo de la fiesta en la calle, se caracteriza por el buen humor, la risa, la chispa, la crítica... la crónica anual de acontecimientos locales, provinciales, regionales y nacionales a golpe de buenas voces y con las guitarras, los pitos y los bombos para su mejor puesta en escena.

El Carnaval de Málaga se pregona en el centro neurálgico de la ciudad, la plaza de la Constitución. Voces de reconocido prestigio han dado el pistoletazo de salida a la fiesta en los últimos años: Rosa María Mateo con texto de Fernando Quiñones, Antonio Banderas, María Teresa Campos con una magnifica pieza de Rafael Pérez Estrada, Remedios Cervantes, Isabel Gemio, Paloma San Basilio, José Infantes, Julián Sesmero, La Mari de Chambao, Nuria Fergó, Pastora Soler, Antonio de la Torre...

En los prolégomenos juega también un papel importante la gastronomía. Berzas, cazuelas, arroces, potajes... cada barrio organiza su degustación popular, en la que no pueden faltar las coplas carnavaleras. Finalmente, el Carnaval se vive en la calle la semana previa al Miércoles de Ceniza, una semana que termina en las playas de la Malagueta, con el entierro del boquerón.